Tres poemas de Colombia

Print Friendly, PDF & Email

A mi padre

Por siempre cuidas nuestros pasos mientras respires y pronto te inclinas a limpiar mi camino de maleza.
Aunque ya no estés quedan tus enseñanzas y la bondad de tu amor acompañándonos.
Por siempre tu fortaleza amorosa extenderá sus manos para levantarnos en medio de la tormenta sin dudarlo.
Gracias es un sentimiento que muchas veces ocultamos como el sol en la noche.
A veces no entendemos tus razones que como truenos en la lluvia nos asusta.
Con el tiempo comprendemos el motivo y la paz en nuestro corazon llega como la calma después de la tormenta.

Marivi Ricardo

No te olvido

Intente engañar  a mi corazon diciéndole que te había  olvidado   pero fue en vano porque mi memoria insistía en traerte a  mi lado.

Podrás quitarme tu mirada que me ilumina  cómo  el sol que se pierde en la noche pero  tus  recuerdos son luna que me alumbran.

Podrías  quitarme  el sonido de tu voz pero  es imposible porque su eco viaja y recorre  distancias en el tiempo y queda grabado en los oídos de mi alma.

Marivi Ricardo

Vuelve

El tiempo se detuvo y llegaste.

La distancia se esfumo y tocaste mi alma con alegria.

Llenaste  mi vida  de aroma y color  borrando  las nubes grises que  me cubrian.

Escucha  el canto del ruiseñor y oirás mi voz que te ama.

Escucha las  olas del mar  que dicen vuelve.

Siente  la brisa que acaricia   tu piel y serán mis labios que  te besan.

Marivi  Ricardo

Maggio 2021

Marivi Ricardo. Colombia